Sexting. Entérate y evita riesgos

Imagen tomada de Flickr: https://bit.ly/2ONJYby

Esta actividad te ayudará a estar enterado de los riesgos que se corren en la práctica del sexting.

  

  Antes de iniciar contesta estas preguntas.

 

         

¿Qué es el sexting?  ¿Por qué es riesgoso  

   

                                              

   

Que no te pase

Tal vez pienses que a ti no podría pasarte nada, porque eres cuidadoso y eliges bien con quien lo practicas, pero debes saber que siempre las imágenes y videos que se suben a Internet por cualquier medio, dejan de estar bajo tu control.  

La privacidad que crees tener al momento de enviar una foto sexy, en realidad no existe.  No cuenta en qué momento o dónde decidas tomar y enviar la foto, Internet es un espacio público. Además, las relaciones cambian con el tiempo, tómalo en cuenta.

Tomando esto en cuenta, si decides practicarlo al menos debes cuidar que nunca se vea tu cara.

  

Cuidate de la sextorsión

Lo que viste en el video se llama sextorsión, es una forma de chantaje en la que una persona puede extorsionar a otra cuando cuenta con información privada de orden sexual, normalmente fotos o vídeos.  Bajo amenaza de hacer públicas las imágenes que se creían privadas, los sextorsinadores cobran a las  víctimas, a veces dinero, a veces "favores" de índole sexual, lo cual agrava cada vez más el problema.

No creas que la sextorsión es un delito poco común, sucede mucho porque hay criminales expertos en ello (como en el caso del video).

En tu caso, debes saber que no necesitas caer en las garras de un sextorsionador  profesional para convertirte en víctima de este problema, cualquier persona que se aproveche del sexting puede incurrir en ese delito. 

  

Consecuencias legales. Por si no lo sabías...

 

Hablando del delito efectuado por gente normal, es decir, que no son profesionales, existe el siguiente ejemplo: cuando el sexting se practica entre una persona mayor de edad y un menor,  el mayor de edad puede ser acusado por el delito de producción, posesión o distribución de pornografía infantil. Por este delito la consecuencia legal es una pena de entre 7 y 12 años de prisión.

Si tú eres menor de edad, practicaste sexting con tu pareja, ya rompiste la relación y ahora esa persona decide publicar tus fotos, puedes hacer una denuncia y buscar apoyo de la Policía Cibernética para que comience la investigación correspondiente.

  

         Ahora que ya tienes información, analiza los siguientes casos y responde qué harías tú.

    

CASOS para analizar

                                          

Regresar al menú anterior

    

                                                                                                                                    

Última modificación: martes, 25 de febrero de 2020, 22:50